Amor, doloroso amorEsta mañana he comenzado y terminado una relación amorosa en unos 45 segundos. El amor es caprichoso y efímero. Y duele. A mí por lo menos. Para cerrar este desgarrador capítulo de mi vida, he decidido componer este poema a modo de catarsis. Y que me gusta escribir chorradas, vaya.

 

 

Bajando la cuesta del barrio

empanada como siempre

me he topado con tus ojos

porque venías de frente.

Observando tus hoyuelos

sin querer, he resbalado

y me he caído al suelo.

Vaya OSTIÓN que me he llevado.

Así acaba nuestra historia

que no me ha roto el corazón.

Pero casi me jodo un menisco.

Fin de nuestra relación.

 

Moraleja (a modo de nota mental para mí): Cuando bajes a las 8 de la mañana por una cuesta con una pendiente del 70%, fija tu atención exclusivamente en el suelo, por dios.

Categories: Uncategorized

One Response so far.

  1. julia says:

    JAJAJA!!!

Leave a Reply